“La verdad sobre el caso Harry Quebert” o cómo hacer de una maravilla otra maravilla

La verdad sobre el caso Harry Quebert

A principios de 2021, después de mucho tiempo viendo el libro de La verdad sobre el caso Harry Quebert por todos lados por fin me lancé a leerlo. Y menuda maravilla de libro. No os hacéis una idea de cómo lo disfrute y de lo enganchada que me tuvo durante las más de 600 páginas de la edición de bolsillo.

Y un par de meses más tarde, curioseando en Prime Video en busca de una serie con la que pasar el rato, me encontré con una adaptación del libro de Joël Dicker protagonizada por Patrick Dempsey. Y aunque tenía miedo de que destrozara la historia que cuenta el libro, no dudé ni un segundo en empezármela.

Ya en los primeros minutos la serie me sorprendió muchísimo y para bien. Nola era exactamente como me la había imaginado. Pero es que me sorprendió ver que el primer episodio era una copia exacta de los primeros capítulos de la serie. Normalmente, al adaptar una novela al mundo audiovisual los directores se toman ciertas libertades como cambiar el orden de los hechos, omitir ciertas cosas o incluir personajes distintos con el fin de hacer una historia más atractiva en la pantalla. Y estaba dispuesta a pasar por esto con La verdad sobre el caso Harry Quebert si eso significaba conseguir hacer una serie increíble.

Sin embargo, aquí había que tener algo en cuenta. Joël Dicker construye en el libro el misterio y la intriga de forma magistral y cambiar algunas cosas podría llevar a que el lector-espectador pierda esa intriga tan bien construida y esas ganas de llegar al desenlace para conocer qué fue lo que ocurrió. Por tanto, los guionistas que adaptaron la novela no quisieron arriesgar y decidieron ser fieles escena a escena con el libro. Incluso hay diálogos que son exactamente iguales.

Guionistas, directores y realizadores han sabido salvar sin problema las dificultades que suponían los constantes saltos entre dos líneas temporales del libro, sin que el lector se sienta perdido y sin necesidad de tomarle por tonto poniendo constantemente rótulos que le digan en qué momento se encuentra.

El único inconveniente a esto es que, conociendo ya el desenlace de la historia después de haber leído el libro, la serie no consigue enganchar tanto. Es ideal para aquellos que no conocen ya el final ni los giros, puesto que la historia vive de la sorpresa y la intriga y ese factor ya no está presente.

Vosotros qué preferís, ¿el libro o la serie? ¡Os leo en los comentarios!

2 comentarios sobre ““La verdad sobre el caso Harry Quebert” o cómo hacer de una maravilla otra maravilla

  1. Pues empecé a ver la serie en febrero de este año pero no recuerdo si la acabe. Recuerdo que cada vez se iba complicando todo más y más y que la chica era muy enigmática. Quizás me guste más el libro, quién sabe…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s