“La vida secreta de las palabras”, de Isabel Coixet

La vida secreta de las palabras, de Isabel Coixet.

El cine de Isabel Coixet siempre me roba el corazón. Sus historias son íntimas y emotivas, de las que te tienen con el corazón en un puño durante toda la película. Y también te hacen disfrutar de principio a fin. Yo me enamoré de su cine a través de La vida secreta de las palabras, la película con la que me estrené en su obra.

En este largometraje conocemos la historia de Hannah, una enfermera que huyendo de su pasado y sus problemas se marcha a trabajar a una plataforma petrolífera donde debe cuidar de un trabajador que tras un accidente tiene quemado todo el cuerpo, incluidos los ojos. Enfermera y enfermo pasan muchas horas juntos y desarrollan una zona de confianza e intimidad donde ambos pueden abrirse y dejar que sean las palabras las protagonistas.

En estos ratos conocemos la historia de Hannah, ese pasado del que huye y que no le duele dejar atrás. Y para este papel, Coixet escogió a Sarah Polley que no podía estar más brillante. La actriz hace suyo el dolor de la enfermera y se lo transmite al lector de forma que se olvida por completo de que está viendo una película.

Coixet nos muestra en esta película la belleza de las situaciones duras. Lo hace tanto a través de los planos y. movimientos de cámara como a través de las palabras y gestos de los protagonistas. A través de una sola caricia es capaz de transmitir toda la ternura que esconden los cuidados a otra persona. Y también nos muestra la belleza que esconden las palabras, nos muestran cómo pueden esconder otros significados.

Toda la fuerza que tiene la pareja protagonista la gana en detrimento de los personajes y tramas secundarios, que pasan casi sin importancia a lo largo de la película. Hannah es la única mujer en toda la plataforma, y si bien la autora nos presenta escenas que lo demuestran, podría haberle sacado más jugo a esa situación.

La vida secreta de las palabras es una película llena de belleza y de verdad, una historia que te va a despertar cientos de sentimientos desde el dolor a la esperanza pasando por el amor y la nostalgia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s