Tampoco pido tanto, de Megan Maxwell: reseña

Portada de Tampoco pido tanto, de Megan Maxwell

Megan Maxwell se ha convertido en el último año en una autora imprescindible en mi estantería. Desde que descubrí sus historias estoy enganchadísima a ella y siempre quiero alguna lectura nueva con la que disfrutar de su estilo. Tampoco pido tanto ha sido la última historia de la autora que he leído y, que al igual que el resto de sus libros, sigue un patrón muy marcado con un poco de enemies to lovers.

En febrero leí ¿A qué estás esperando? y al poquito tiempo descubrí que estaba racionado con Tampoco pido tanto, un libro en el que nos presenta la historia de Daryl y Carol, dos personajes muy bien definidos que representan dos polos totalmente opuestos en base a los cuáles se desarrolla la trama amorosa y que también van a estar presentes en la segunda historia.

Como es habitual en las novelas de Megan Maxwell, no solo tenemos la parte romántica-erótica. También tenemos historias secundarias relacionadas con los amigos y familia de los protagonistas en su mayoría que enganchan tanto como la principal. En concreto, saber más sobre el pasado de Carol, de la que ya sabía algo por ¿A qué estás esperando?, y de la historia de su hermano me encantó.

A pesar de que este libro tiene los mismos ingredientes que el resto de historias de Megan Maxwell (humor, sexo, un personaje femenino fuerte…) no ha conseguido atraparme tanto como otras veces. En esa ocasión no sentía ese magnetismo hacia los protagonistas y no he conseguido empatizar tanto. No sé si ha sido por el hecho de saber un poco más del futuro de los protagonistas o porque he leído muchos libros de Maxwell últimamente y ya me estaba saturando. Aun así me ha parecido una historia muy en la línea de lo que es su autora y que no defrauda. Dejaré un tiempo antes de leer otra vez sus libros.

Un comentario sobre “Tampoco pido tanto, de Megan Maxwell: reseña

  1. ¡Hola!
    Yo también leí este libro este año y me gustó bastante. A mí Megan Maxwell me satura un poco y hay libros que me parecieron terribles y otros que me gustaron mucho, así que nunca sé qué esperarme con ella jaja en este caso Tampoco pido tanto me gustó. No es un librazo ni lo recomendaría a todo el mundo, pero es entretenido y divertido.
    ¡Nos leemos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s