Rey Blanco, de Juan Gómez-Jurado: reseña

Rey Blanco, de Juan Gómez-Jurado

La trilogía más famosa de Juan Gómez-Jurado termina con Rey Blanco una historia llena de retos para Antonia Scott y su fiel compañero Jon. Después de la decepción que supuso Loba Negra, las expectativas llegaban bajas a esta entrega, aunque con la esperanza de un gran desenlace.

Cuando terminé de leer Rey Blanco la sensación fue de alivio, de liberación. Precisamente todo lo contrario que creía que iba a pasarme cuando acabé de leer Reina Roja con la necesidad de seguir leyendo esta historia. No tenía mucho tiempo para leer, pero los pocos ratitos que sacaba me apetecía de todo menos seguir leyendo esta historia que no conseguía atraparme y en la que había perdido buena parte del interés.

Empecé esta historia convencida de que Juan Gómez-Jurado iba a recuperar el ritmo vertiginoso y la tensión que me atraparon tanto en la primera entrega de esta trilogía. Pero aunque los primeros capítulos pintaban muy bien, en cuanto comenzó el juego entre Antonia Scott y White perdí todo el interés en la historia y seguí leyendo por inercia. Muy lejos quedaba esa sensación que tenía leyendo Reina Roja de saber qué iba a ocurrir y que me tuvo en vilo hasta el final.

Por otro lado, si bien es cierto que el ingenio y la inteligencia de la protagonista siguen resultando espectaculares, ya han perdido ese efecto sorpresa y no impresionan tanto como en los anteriores libros. En todo momento estaba esperando que algo en la cabeza de Antonia hiciera clic para mostrarnos una solución casi irreal pero totalmente posible que el resto habrían necesitado media vida para encontrar.

Lo cierto es que me da mucha pena haber acabado esta trilogía con tan mal sabor de boca. Es un claro ejemplo de historia que va de más a menos y de cómo las expectativas pueden destrozar una historia. Me habría encantado un final por todo lo alto que me resultara inolvidable, pero la verdad es que dos días más tarde de haber acabado el libro ya no recuerdo muchos de los detalles de la historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s