La hipótesis del amor, de Ali Hazelwood: reseña

Portada de "La hipótesis del amor", de Ali Hazelwood

Desde hace tiempo veía por Tiktok a chicas hablar verdaderas maravillas de La hipótesis del amor, por eso cuando la Editorial Contraluz anunció que iba a traducirlo al castellano solo pude limitarme a anotar en mi agenda la fecha de estreno. Me moría de ganas de leerlo. Por eso, cuando ayer a mediodía llegó a mis manos no pude esperar a empezarlo, a pesar de que estaba leyendo otro libro.

Escribo estas líneas poco más de 24 horas más tarde, después de prácticamente haberlo devorado. Ayer no podía irme a dormir porque sentía constantemente la necesidad de saber qué iba a ocurrir en la siguiente página. Finalmente, el sueño me venció pasada la página 200 de casi 500 y hoy he pasado la mañana contando los minutos que quedaban para acabar mi jornada laboral y poder ponerme a leer.

En La hipótesis del amor conocemos la historia de Olive, una joven doctoranda de Biología que lucha por hacerse un hueco en el mundo de la investigación y la ciencia. Intentando no hacer sentir mal a su mejor amiga, acaba metiéndose en una relación falsa con Adam, uno de los profesores más temidos del departamento.

No he leído muchos libros con el cliché de relación falsa (que por cierto, agradecería que me recomendarais alguno), pero este es sin duda mi favorito y dudo que encuentre próximamente alguno que le vaya a destronar. Ali Hazelwood ha conseguido atraparme por completo desde la primera página y dejarme con esa sensación tan bonita cuando acabas un libro que no quieres que termine y tiene un final precioso.

Una de las cosas que más me ha gustado es lo sana que es la relación entre Olive y Adam y lo bien que representa su autora la importancia del consentimiento y de que ambas partes estén de acuerdo en una relación en cada paso que se da. Muchas veces en la novela romántica se acaban viendo actitudes tóxicas que llegan a pasar desapercibidas.

Por otro lado, me ha parecido maravillosa y muy original la ambientación de la novela. Hazelwood escoge el entorno de la investigación universitaria en el mundo STEM (CTIM en castellano) donde muy pocas chicas se atreven a entrar por ser un hombre tradicionalmente ocupado por hombres. Me alegra que esta historia la vayan a leer muchas jóvenes y pueda ayudarlas a seguir su sueño.

La autora sabe intercalar a la perfección las dosis de romanticismo, humor, reivindicación y tensión haciendo que el libro resulte en casi 500 páginas completamente adictivas e imposibles de abandonar. Ha conseguido que me reconcilie con la novela romántica después de varios libros del género que me dejaban una sensación un poco vacía.

Esta no es la primera historia de Contraluz que leo. Ya en diciembre de 2021 leí Boda a prueba, una historia con mucho menos hype, pero que me gustó muchísimo también. Tengo la sensación de que si todas sus novelas son así, se va a convertir en mi editorial favorita.

¡Sin duda, voy a recomenda La hipótesis del amor siempre que pueda!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s